Pedro Francisco Paz

Nació el 15 de Agosto de 1936 en el pueblo de Volcán, departamento de Tumbaya, provincia de Jujuy. Argentina.-

Curso sus estudios primarios en la escuela  Juanita Stevens y Bernardo de Monteagudo. Al finalizar sus estudios primarios curso la secundaria en la escuela Nacional de Comercio número 1 en la ciudad de San Salvador de Jujuy.

Estudio Economía en la Universidad Nacional de Tucumán (INVECO). Inmediatamente realizo los cursos de post-grado, recibiéndose con altas calificaciones de doctor en ciencias económicas en la misma casa de estudios.

Posteriormente integro el Ciclo Avanzado de la Escuela de Estudios Económicos Latinoamericanos (ESCOLATINA) y el Curso Básico de Planificación del ILPES (Naciones Unidas) en Santiago de Chile, instituciones en las que posteriormente fue profesor, en su carácter de economista reconocido por su laboriosidad y por su amplitud de investigador en tales disciplinas académicas.

Doctor Enrique Elorza. Profesor de la Universidad Nacional de San Luis. Coordinador del CCP “Pedro Paz”.

Luego de su honorable trayectoria como estudiante, se incorpora a la CEPAL, donde trabajo durante 13 años en Santiago de Chile.

En el año 1973, con asesinato y derrocamiento de Salvador Allende toman prisionero a Pedro Paz, entre otros, presos por su posición crítica al sistema económico vigente. Su prisión duro pocos meses ya que hubo pedidos de ayuda realizados por determinados sectores políticos afines de Argentina al entonces presidente Lastiri (presidente provisional) para terminar con su detención sin justa causa.

Luego de su experiencia en Chile, regreso a su país, donde se desempeña en la C.F.I. y fue el principal coordinador a titulo honorifico, en el Plan Triental de la Provincia        de Jujuy (1973-1976).

Posteriormente radicado en México, fue asesor del Instituto Mejicano de Comercio Exterior en la Dirección de Negociaciones Internacionales. También fue profesor titular de la división de estudios de post grado de la Universidad Autónoma de México (1976- 1983) donde también desempeño el profesorado a nivel de licenciatura, maestría y doctorado, en cátedras de desarrollo económico, historia económica, planificación y relaciones internacionales, en Universidades Nacionales y Latinoamericanas.

Durante sus ocho años de permanencia en México mantuvo una permanente vinculación con Argentina, habiendo en más de una oportunidad regresado al país con motivos de sus requeridos asesoramientos, lo que permitía llegar a su terruño jujeño donde gozaba de un merecido y fraternal afecto, tanto de su familia como de la sociedad Jujeña que tanta admiración y cariño mantenían por él.

Ha dictado numerosas conferencias en centros académicos de Argentina, Brasil, Chile, México, Perú, Ecuador, Venezuela, Honduras, Republica Dominicana, etc.

(Doctor Julio Gambina. Profesor de Economía política en la facultad de derecho de la UNR. Miembro del CPC “Pedro Paz”)

Participó de foros europeos. Fue además tutor de 24 tesis doctorales de economistas mexicanos.

El fruto de sus estudios merecieron publicaciones en la prensa especializada: más de un centenar de folletos y 23 libros de su propia autoría y en colaboración con economistas de una talla internacional como: Ricardo Gibotti, Ignacio Perez, Ernesto Torrealba, Fernando Mateo, Osvaldo Sunkel entre otros, textos de plena vigencia para estudiosos y consultorías económicas en diversos países latinoamericanos.

Fue un estudioso de solida disciplina y un expositor de fluida y atrayente palabra, que daban lustre a sus conferencias y al dialogo henchido de amenas imágenes y rico en experiencia anecdótica. Fue un eximio ejecutor de piano y guitarra: su singular memoria atrapo canciones y letras de temática folclórica y nacional, que matizaban las tertulias de la amistad, lujos de recreación para el estudioso y que alternaban muy de vez en cuando, con su rutina de investigador.

Fallece a los 53 años, desempeñando funciones en el Consejo Federal de Inversiones, siendo también asesor en el Senado de la Nación. Cuando sucedió su fallecimiento Pedro Paz llevaba dos años como profesor titular de desarrollo económico en la Universidad Nacional de Buenos Aires y era  investigador en el CONICET.

Sus restos se encuentran en Chacarita, Buenos Aires.